AZANUY- VALLE DEL CINCA (HUESCA)

        DSC_0104            TRES DÍAS EN EL VALLE DEL CINCA
Durante el puente de Diciembre decidimos pasar esos tres días en el pirineo aragonés, en Huesca, concretamente en el Valle del Cinca. Este nombre lo recibe de la zona, rica en producción vinícola.
Teníamos la idea de aprovechar estos días para el descanso y el sosiego, al ser lugar de pequeñas ciudades y pueblos con encanto, pero nos sorprendió muy gratamente la cantidad de actividades que se pueden hacer en la zona. En nuestro caso, como podréis ver, somos más de historia y visita aunque también hay rutas de senderismo, 4×4, deportes de aventura, hípica, esquí… de todo y para todos.
* A tener en cuenta de la zona: Los pueblos pequeños tienen mucho encanto, pero no muchos restaurantes. Puede ocurrir que en el lugar donde os encontréis no haya ninguno o que los que encontréis en internet no estén abiertos. Planead las comidas de modo que podáis hacer la reserva previamente, estéis en alguna ciudad o contad con el socorrido bocata, que eso nunca falla.
Día Nº1.- Azanuy – Barbastro – Estadilla – Azanuy 
*Cómo llegar: Salimos, en nuestro caso, desde Barcelona tomando la A-2 dirección Lleida. El trayecto es muy cómodo ya que prácticamente todo es Autovía, hasta llegar a Monzón dónde tomamos la salida hacia nuestro destino, Azanuy-Alins. En este punto la carretera pasa a ser comarcal, de las estrechitas.
*Alojamiento: En Azanuy-Alins llegamos al Hotel Rural “El Pilaret”, lugar acogedor y tranquilo que dispone de parking al aire libre, gratuito para clientes, situado a unos 50 metros del hotel.
El hotel está planteado como “casa rural”, con cocina, una sala y comedor como zonas comunes. Sin embargo, las habitaciones (tiene 6) disponen de baño individual (incluso dos de ellas con hidromasaje), televisor, calefacción, etc. como si de un hotel se tratase.
-Pequeño inconveniente: no adaptado para silla de ruedas.
-Gran ventaja: El alojamiento incluye las visitas a una bodega y a una quesería.
* Primera visita : Barbastro
Nos dirigimos a Barbastro, donde aprovechamos para comer en el “Mesón Muro”, cocina de la tierra con un menú a 13,00€ (Crep de carne, ensalada de la huerta, lomo y butifarra a la brasa).
 Muy recomendado también el restaurante “El Rincón” pero nosotros no pudimos comprobarlo, estaba completo. Tras llenar nuestros estómagos nos dispusimos a callejear por la ciudad visitando:
Conjunto monástico de San Francisco :
. Iglesia del Siglo XIII, a la que en siglos posteriores se añaden varias capillas. Destacable: Una curiosa cripta funeraria situada en una de sus capillas.
.Fuentes próximas relacionadas con el conjunto monástico.
.Prensa de aceite de Puy de Cinca.
– Ayuntamiento de Barbastro
– Convento de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados
– Conjunto Catedralicio:
Catedral del S. XVI levantada sobre la mezquita de la ciudad. Destacable: La torre campanario exenta, al aprovechar para este uso la existencia del antiguo alminar de la mezquita.
– Casas palaciegas: Casa Baselga , Casa de los Hermanos Argensola , Casa Latorre (Actual sede de la UNED).
– Plaza del mercado : Rodeada de varias casas de personajes ilustres y la Capilla de Santa Ana.
– Plaza de la Candelera: Aquí se celebraron las capitulaciones matrimoniales entre Doña Petronila (hija de Ramiro II) y Ramón Berenguer IV siendo este punto el nacimiento de la Corona de Aragón.
¡Sorpresa inesperada! Nos vimos inmersos en “La Ruta del Belén” en la que participan varios municipios y que consiste en albergar un Belén monumental. En el caso del Belén de Barbastro la visita se podía acompañar con moscatel y dulces navideños (todo un detalle por parte de los dueños de la casa donde estaba situado).
                       Belen Barbastro2            Belen Barbastro1
* Segunda Visita : Estadilla
En la pequeña población de Estadilla, pudimos visitar las Bodegas Aldahara (cortesía de nuestro alojamiento). Es una empresa familiar donde, los mismos dueños, con un trato muy amable y cordial nos explicaron la elaboración de sus vinos y nos dieron a probar una cuidada selección de los mismos.
Como la cata abre el apetito, decidimos ir al centro de Estadilla, para cenar unas tapas en el restaurante “Corradilla”. (Bocata de bacon con queso y Hamburguesa.)
Y ya que hablamos de belenes a lo largo de todo nuestro reportaje, destacar que Estadilla también tiene el suyo, por supuesto, pero no lo pudimos visitar, porque en este caso es un Belén viviente con muy poquitos días de representaciones a finales de Diciembre y principios de Enero.
Finalmente nos dirigirnos de nuevo a Azanuy a descansar y reponer fuerzas para el día siguiente, en el que nos esperaba una cita con la historia.
Día Nº2.- Monzón
El segundo día lo dedicamos por completo a conocer la ciudad de Monzón.
Está situada a unos 16 Km. de Azanuy. De Monzón cabe destacar su monumental Castillo Templario que domina toda la ciudad. El castillo, de origen árabe, data del siglo X, fue conquistado en 1089 por el Rey Sancho Ramírez fundador del reino de Monzón. Poco después pasó a ser propiedad de la Orden del Temple en 1143.
 Antes de adentrarnos de lleno en la historia dimos un paseo por la ciudad, descubriendo sus iglesias y plazas. Dedicamos gran parte de la mañana, como no, a visitar su Belén (Entrada 2,00€) declarado de interés turístico regional.
Para comer decidimos recalar en el “Restaurante Piscis” (menú 17,00€, menú infantil 11,00€) unos menús muy ricos cocinados con productos de la tierra. También disponen de carta. (Macarrones Boloñesa (Infant.), arroz con setas, codillo y lomo a la brasa (Infantil).
                     Castillo Monzon1                 Castillo Monzon 3
Ya por la tarde, enfilamos la empinada cuesta hacia el castillo para participar en una de las jornadas de Visitas Teatralizadas al Castillo de Monzón. Están muy bien organizadas y son una gran idea para dar a conocer la historia tanto del monumento como de la orden del Temple.
Desde el primer momento, ya en la subida, nos recibe un integrante de la Orden, el cual nos explica los antecedentes del castillo y la llegada del Temple a Monzón. A través de las visitas a las distintas salas, mezclan la explicación de cada zona con representaciones que recrean momentos (los años en que Jaime I vivió en la fortaleza) y rituales (la entrada de un nuevo caballero a la orden, las distintas partes que componen la armadura…) un modo muy ameno de acercarte a un gran pedazo de historia. Para finalizar llevaron a cabo un combate, recreando los entrenamientos que se realizaban habitualmente
en el patio del castillo.
Día Nº3.- Fonz
En nuestro último día visitamos Fonz. Situada a poco más de 6Km. de Azanuy, debe su nombre a la cantidad de fuentes y manantiales que podemos encontrar, tanto en el municipio como en sus alrededores.
Es un pueblo pequeñito pero con muchos edificios renacentistas muy bien conservados. Una buena muestra de la arquitectura de los siglos XVI y XVII principalmente.
*Primera visita: la quesería “ Val de Cinca ”
Se trata de una empresa familiar, dedicada a la producción y venta de leche, quesos y yogur de oveja. Pudimos ver la instalaciones donde, además, nos dieron una atenta y detallada explicación sobre la fabricación de sus distintas variedades. Cabe decir que tan sólo producen dos tipos de quesos y un tipo de yogur todos ellos con leche de sus propias ovejas.
Y para finalizar la visita… ¡degustación! Tanto los quesos como el yogur (el autentico yogur estilo griego) estaban riquísimos.
                       Fonz                 Queseria2
Una manera inmejorable de conocer el pueblo es su… Visita guiada :
El punto de encuentro es el Ayuntamiento, allí está la oficina de turismo y es donde se compra la entrada. La visita comprende un paseo por sus calles y las entradas a los edificios del Ayuntamiento (S.XVI), de la Iglesia de Nuestra Sra. la Asunción (S. XVII) y al Palacio de los Barones de Valdeolivos. Durante las visitas y el camino que transcurre entre un edificio y el siguiente, la guía explica muchas de las casas históricas que vamos encontrado a nuestro paso, anécdotas de sus habitantes más ilustres, de las fuentes y sus rincones de gran belleza. Sin duda la visita es muy muy recomendable.
Ya al atardecer pusimos rumbo de nuevo a casa, dejando atrás tres días de intensas visitas y de gratos recuerdos, en una escapada muy bien aprovechada.
*Los precios indicados son de Diciembre de 2014.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *