CARNAVAL VILANOVA I LA GELTRÚ (BCN)

La Comparsa, un domingo muy dulce….

El Carnaval de Vilanova y la Geltrú , fiesta con más de 250 años de existencia ha sido declarada por la Generalitat de Cataluña como de Interés Nacional. La celebración esta formada por diferentes actos como la Merengada, L’arrivo, el Ball de Matons, La Comparsa, la Xatonada o el Caramel.

El 3 de febrero de 1937, una orden fechada en Burgos prohibía el Carnaval en todo el territorio que controlaban las tropas franquistas. En 1939 esta orden se haría extensiva a toda España con el triunfo de las fuerzas del general Franco. Pero no en todas partes hicieron caso de esta orden, algunas ciudades se resistieron a la orden.La población de Vilanova y la Geltrú no hizo caso a esta orden y siguió celebrando el Carnaval, discretamente, pero abiertamente. Primero recomenzaron los bailes de máscaras en las sociedades recreativas y culturales. En la década de los cincuenta, acabó saliendo a la calle con la cara tapada el Sábado de Máscaras. Durante aquellos años, las décadas de los cincuenta, sesenta y setenta, el Carnaval de Vilanova se convirtió en el Carnaval de Cataluña y el tipo de fiesta que era y de la manera de celebrarla que tenían los vilanovins aprendieron muchos catalanes y también grupos escénicos como los Comediants, que pasaron por aquellos Sábados de Máscaras más de cuatro y cinco años seguidos, y los primeros miembros de la Fura.

                    dsc_0224        dsc_0216_opt

Ya en la década de los sesenta Vilanova abría el Carnaval el Jueves Lardero , con la Xatonada. Hoy esta fecha de inicio del Carnaval se ha convertido en común en toda Cataluña, pero durante los largos años de prohibición franquista el Jueves Lardero no era más que otro día de la semana. El Jueves Lardero se celebraba (y se celebra todavía) con una cena en el ámbito familiar, que hoy se ha extendido a los grupos de amigos, que como su nombre indica era el idóneo para seguir todo el ritual de la Xatonada: primer plato de xató, segundo plato de tortillas, y finalizarlo con la embadurnada de merengue. Posteriormente esta cena del Jueves Graso, que los vilanovins supieron conservar y divulgar, ha pasado a la esfera pública, la cual se ha popularizado y hoy constituye una señal de identidad de la ciudad, y de toda la comarca.

                          varios-147     dsc_0260_opt

A partir de finales de los cincuenta ya celebrarse las Comparsas (las guerras de caramelos), y el Miércoles de Ceniza, último día del Carnaval, se celebraba el entierro de la sardina con un animado baile de disfraces y posterior lectura del Testamento de Carnaval, en el teatro de la Cofradía de Pescadores. Hacia la década de los setenta aquellos tres actos del Carnaval en la ciudad, fueron creciendo y llenando el calendario: El Baile de Mantones el sábado antes del Jueves Graso, ensayos de desfiles y cabalgatas, bailes y más bailes de Carnaval en las Sociedades. .. Por fin, en 1976, unos meses después de la muerte del dictador, el Carnaval de Vilanova y la Geltrú tuvo éxito con todo su esplendor con la celebración de la Arrivo, la llegada del Rey Carnaval y la lectura del Sermón público en la Plaza de la Villa.

                dsc_0259_opt           dsc_0240_opt

 Jueves Lardero: Es el día de la Ruta del Merengue. Todos los niños y niñas de la ciudad salen a la calle a lo largo de la tarde de este jueves improvisando encarnizadas guerras con estos dulces. Por la noche, todas las entidades se reúnen para comer la Xatonada. la comida finaliza con el merengue, la que normalmente no se puede comer porque el vecino se encarga de tirartela en la cara riendo.

Viernes:Una de las entidades de la Federación es responsable cada año, de organizar el cortejo del Rey, así como de escribir y hacer pronunciar por SA Majestad el esperado y temido sermón. El resto de las entidades participan en el Arrivo (palabra de origen veneciano que patente otra de las influencias de nuestro Carnaval) presentando disfraces en grupo que satirizan también personas o hechos acaecidos desde la anterior visita del Rey.

Sábado:Por la mañana, algunas entidades organizan, de forma libre y agradablemente anárquica, parodias de actos deportivos ocupando diversos puntos del centro de la ciudad. Por la tarde, llega Su Majestad El Caramelo, rey de los niños y niñas. Hacia la noche, sale el Moixó Foguer, hombre desnudo emplomado, que se esconde dentro de una caja decorada, apareciendo y esparciendo sus plumas cuando menos se espera. En la Noche de los Mascarots, los disfraces aparecen en el centro de la ciudad de una manera más individual.

Domingo: Las Comparsas posiblemente sean el acto más multitudinario tanto en cuanto a la participación como la presencia de público. Las parejas inscritas se estructuran en un centenar de banderas infantiles, juveniles y adultas, acompañadas cada una de ellas por una formación musical que interpretan, sobre todo, el Turuta, marcha que en el tiempo se ha convertido en un himno tácito e inamovible de esa fecha . Cada entidad presenta en sus comparsers un uniforme diferente: los hombres llevan chalecos, americanas, camisas, pañuelos … diferentes; las mujeres llevan vestido y mantón de Manila, adornando su cabeza con uno o dos claveles. El desfile de las comparsas por toda la ciudad culmina en varias concentraciones-batallas de caramelos en la plaza de la Villa.

         varios-204         varios-205

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *