CASARES (MÁLAGA)

DSC_0094  CASARES, el pueblo que vio nacer a Blas Infante

BLAS INFANTE

 Blas Infante Pérez de Vargas (Casares, Málaga, 5 de Julio de 1885Sevilla,  11 de agosto de 1936) fue un notario y político español, nombrado «Padre de la Patria Andaluza» por el Congreso de los Diputados y el Parlamento de Andalucía, por ser el representante del andalucismo político  en todas sus vertientes: regionalista, federalista y nacionalista. Blas Infante compaginaba el ser notario, historiador, antropólogo , musicólogo, escritor y periodista. Varios de sus libros se publicaron tanto en vida como póstumamente incluso se conservan todavía algunos de sus manuscritos inéditos. La Fundación Centro de Estudios Andaluces de la Junta de Andalucía, compró en 2001 la casa de Blas Infante en Coria del Rio y la convirtió en casa-museo como patrimonio histórico y cultural andaluz. Se le homenajea cada 28 de Febrero durante el Día de Andalucía. En 1933 propuso que la melodía del canto religioso Santo Dios, un himno que cantaban segadores de algunos pueblos andaluces a la salida o a la puesta del sol, se convirtiera en el Himmo de Andalucía, cambiándole la letra por un texto suyo. Este himno, es el símbolo oficial de la comunidad autónoma junto con la bandera y el escudo elegidos en la Asamblea de Ronda de 1918, según el artículo 6.2 del Estatuto de autonomía de Andalucía de 1981, reformado en 2007.

 QUE VER

Situado en  Sierra Bermeja (Málaga), ya desde las sinuosas curvas se divisa este pueblo blanco encaramado entre montañas. Hay miradores alrededor de todo el pueblo que son excelentes para hacer esas fotos panorámicas de la zona, recomiendo el que está al principio del pueblo entre la Guardia Civil y el colegio.

              DSC_0095           DSC_0081

Nada más entrar en las calles de Casares nos encontramos con la casa Natal de Blas Infante hoy convertida en la oficina de turismo. Seguimos hasta la animada Plaza España, cuyas sombras se convierten en lugar de reunión de los vecinos y turistas,y donde también se podremos tomar un café en sus bares o simplemente sentarse en un banco a descansar o pasar el rato. Justo en un lado de la Plaza está la Iglesia Parroquial de San Sebastián y vigilandola el monumento a Blas Infante justo enfrente. Seguimos nuestro paseo por las calles empedradas encontrando a nuestro paso rincones preciosos y callejuelas que arrojan un poco de sombra, todas ellas con el toque andaluz por excelencia: las macetas con flores en las fachadas blancas y en las ventanas enrejadas. Nuestro paseo nos lleva por la Calle Villa hasta la zona del Castillo, durante el trayecto veremos el Ayuntamiento y llegamos al Arco Medieval de Calle Villa que nos da paso al Centro de Artesanía. Andamos un poquito más y tenemos un fabuloso mirador desde donde podemos divisar el conjunto de casas blancas. Justo al lado ya vemos el campanario de la Ermita de Veracruz, la rodeamos y está el Centro de Blas Infante, la Muralla Árabe y, junto a ellos, el cementerio.

                                     DSC_0047              DSC_0051

Lo más bonito es perderse por sus calles y descubrir rincones llenos de macetas de flores y algunos de ellos “premiados como el mejor callejón” y así llegamos a la Iglesia Convento de la Encarnación en la parte baja del pueblo.Sin duda es uno de los pueblos más bonitos que he visitado y estoy segura que volveré. Os recomiendo pasar una mañana o una tarde por este precioso pueblo que aunque pequeñito es realmente visita obligada si estáis en Málaga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *