CASTILLO DE LA DUQUESA -MANILVA (MÁLAGA)

DSC_0163 MANILVA, CASTILLO DE LA DUQUESA O FORTIN DE  SABINILLAS

El Castillo de la Duquesa está situado, valga la redundancia, en la Playa de la Duquesa. Fue construido en 1767 durante el Reinado de Carlos III para la defensa de la costa y detener los desembarcos de piratas que la frecuentaban. Está situado a un centenar de metros del mar y se construyó ocupando el lugar de una villa romana. Cerca del Castillo podemos visitar el Yacimiento Romano, las Termas, la Necrópolis y una factoría de salazón de pescado.

Actualmente es el consistorio de la alcaldía de Manilva. En él encontramos dos museos: el museo Arqueológico y el museo de Esgrima, son pequeños pero bastante interesantes de visitar. También podremos acceder a una sala de exposiciones y una biblioteca pública aunque éstas estaban cerradas durante mi visita.

En el museo Arqueológico municipal encontramos objetos que provienen del Yacimiento arqueológico romano del “Entorno del Castillo de la Duquesa” que abarca desde el siglo I d.C hasta principios del V d.C. Hay colecciones de cerámicas, lucernas, ánforas, utensilios de pesca, monedas, un ajuar funerario…

El museo de la Esgrima cuenta con más de 5.000 piezas de la colección privada del Dr. Cerrada y con otras donaciones. Se compone de armas blancas en su mayoría tales como dagas o florines, aunque también encontramos trajes, fotos antiguas, trofeos, etc…

                    DSC_0142        DSC_0138

Cerca del Castillo podemos encontrar la Plaza de Miramar donde hay una estatua espectacular de una sirena desnuda con los brazos extendidos sujetando unas redes de pescar. Es la “Protectora de los Marineros”. Después de pasear por la plaza y admirar la belleza de la costa, ya que está a menos de 30 metros del mar, nos dirigimos al puerto deportivo donde hay una zona de restauración espectacular, hay muchos pero muchos restaurantes y bares de diversas nacionalidades (para todos los gustos, sin duda): italianos, turcos, asiáticos, típicos españoles, hindús… ¡¡¡no hay excusa para no sentarse a comer!!! Y por supuesto con una vista al puerto para deleitarnos con los “barquitos” que están allí atracados.

Un pueblo que visitar para pasar un día relajado pero en el que podremos admirar las maravillas que nos ofrece.

El Castillo de la Duquesa tiene la entrada gratuita.

                      DSC_0130         DSC_0180

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *