NERJA- MÁLAGA

chanquete recortado                                                  Nerja

Situada en la zona denominada como Costa del Sol, la población de Nerja es, sin duda, una de las más conocidas y obviamente, más visitadas, de la provincia de Málaga cuya capital se encuentra a una distancia de 50km. Gran parte de este mérito lo tienen sus cuevas per se pero tampoco hay que olvidar su gastronomía y su vida nocturna que hacen que este lugar sea apreciado tanto por turistas de paisaje como por los sibaritas que viajan buscando llenarse el estómago y, por supuesto, los jovenzuelos ávidos de alcohol y diversión. Vamos a entrar en faena (sí, hay lección de historia pero la haré cortita) y a conocer algo mejor este rinconcito soleado tan representativo de nuestro sur.

Historia

Nerja estuvo habitada ya en el paleolítico, según los historiadores (aunque dudo mucho que fuera llamada así en aquella época por los cromañones). Por supuesto, como sucedió con toda Andalucía, fue conquistada en su tiempo por los árabes y reconquistada a finales del siglo XV de nuevo por los católicos. Hasta el siglo XIX no sucede nada interesante, a excepción de la construcción de algunas iglesias y calles, pero ya en 1884 el pueblo es sacudido por un terremoto y visitado por el rey en persona (no el de ahora, no me seáis brutos, sino Alfonso XII que era el que reinaba entonces) quién cambia el nombre del paseo de la Batería por el del “Balcón de Europa”, que es como se le conoce todavía a día de hoy. Más tarde, en 1959, se descubren las cuevas en las afueras y, sinceramente, poco más pasa por estos lares hasta el momento presente (prometí que sería corto y lo he cumplido, aplausos, por favor).

Qué ver y qué hacer

Nerja puede ser visitada de dos maneras: La primera es estar allí unos cuantos días (la preferida de los playeros) compaginando las incursiones a la arena y el mar con las aventuras turísticas en el interior del lugar (ideal para conocer también su vida nocturna, siempre interesante y muy borrosa al día siguiente). La segunda manera es visitarlo todo en un día, que es con la que pretendo deleitaros hoy, aunque también daré unos datos sobre la marcha para los que estéis varios días por ahí. Nosotros lo hicimos en coche así que daré los datos para esta modalidad de visita. Si alguien lo prefiere, en la página nerja.es/turismo encontrará los horarios e itinerarios de autobuses.Empezamos bien tempranito visitando las maravillosas Cuevas de Nerja que están situadas a las afueras, en el nordeste de la población. Es mejor ir a primera hora o después de comer (sobre las 15:00h) para no encontrar afluencia en el parking gratuito. La visita dura unos 40 minutitos y el precio es de 9€ (Niños 5€, menores de 6 años entran por la patilla) cosa que no duele pagar ya que, exceptuando la comida y bebidas, no hay nada más de pago, digamos, obligado que ver por esos lares. Estas cuevas están divididas en varias “salas” y en la pequeña guía que entregan en la taquilla están detalladas sus formaciones rocosas con divertidos nombres como el Pinocho, algunos algo pillados por los pelos pero bueno, la imaginación también es un factor a tener en cuenta en estas ocasiones. Tras tomar algo rápido en el bar de la entrada y admirar su parquecito colindante, marchamos hacia el centro de la ciudad. Siguiendo los carteles de la carretera no tuvimos perdida y, por el camino, paramos a visitar los impresionantes acantilados de Maro. En un principio pensamos que nos habíamos perdido ya que fuimos a parar a una zona llena de campos de cultivo, pero en realidad hay que cruzar todo el pueblo en dirección a la playa. En los carteles se tiene que leer: PLAYA DE MARO. Las vistas desde los acantilados son una pasada, se ve la playa y las paredes que la delimitan y son verdaderamente impresionantes. Tras tomar unas cuantas fotazas nos dirigimos al centro de Nerja.

2015-04-01 15.13.14             Nerja julio 2014 074

En el pueblo se puede tener problemas para encontrar aparcamiento, pero hay varios lugares en los que dejar el coche, una buena idea son los municipales vigilados donde se le paga un euro a un controlador de la asociación de minusválidos, dinero que va directamente a pagar tanto su sueldo como varias obras sociales. Nosotros por fortuna conocíamos algo el pueblo y aparcamos en uno de éstos que, además, expone en su entrada el famoso Barco de Chanquete, restaurado para verlo tal y como estaba en la famosa serie “Verano Azul”. Si se es un poco manco para estacionar, le preguntáis a un lugareño por dónde queda este lugar y él os indicará encantado.

Una vez a pie y bajo un sol de justicia que, de no ser por mi sombrero blanco, me habría abrasado esta calva que Dios me ha dado (no sería la primera vez que tras el verano se me despelleja la cabeza entre horribles picores) nos dirigimos callejeando entre risas a la otra atracción principal de Nerja: El Balcón de Europa. En este lugar se encontraba el castillo que, al ser destruido por los ingleses en la guerra de independencia, quedó como si fuera eso mismo, un balcón al mar. Está plagado de maquinitas para admirar las vistas (sacadineros), cañones antiguos, banquitos y varias estatuas entre ellas las del rey Alfonso XII al que se le aprecia mucho en la localidad. Se erige sobre una de las diez playas en las que se divide el perfil costero de Nerja y es visita obligada si se pisa suelo Nerjeño.

Nerja julio 2014 025               Nerja julio 2014 037

Volvimos a meternos en las callejas que suben desde el balcón para llevar a cabo el típico ritual de compras horteras sin sentido y hacer así tiempo para comer. Según nos fuimos alejando del centro neurálgico, los precios de los menús disminuían y las raciones aumentaban de tamaño hasta que nos detuvimos en un pintoresco local, en su terraza nos metimos pal cuerpo unos menús realmente abundantes que nos dejaron muuuy llenos y que nos salieron a menos de 9€ por barba. Mención especial a las berenjenas con miel de caña de la zona, algo muy típico de esta costa y a las que nos hemos convertido en adictos.

Si fuera un poco malicioso (bonita palabra que solo conocerán los fans de Pokémon) diría que no hay nada más que ver en Nerja. En honor a la verdad, debo decir que esto no es así, ya que hay muchas otras cosas que admirar en esta pequeña localidad malagueña, aunque bien es cierto que la mayoría de ellas merecen un esfuerzo o un desplazamiento para los que la recompensa se queda en poca cosa. Haré una lista y siempre os podéis hacer con mapas gratuitos con las rutas marcadas (es ideal si estáis varios días allí, como comentaba al principio. Otra promesa cumplida). Podemos encontrar el Museo Histórico muy cerca del balcón (4€ la entrada, niños 2€, menores de 6 años gratis, como debe ser), la archiconocida (¿o no?) Fuente Cantarero que fue el primer abastecimiento de agua del lugar, el Puente Viejo (nada que ver con la serie) que data de 1860, el Mercado de Abastos ahora reconvertido en centro de exposiciones o la estatua dedicada a Don Quijote, entre muchos otros.

Nosotros volvimos algo cansados y eso que llevamos a cabo la versión de bolsillo pero, para los que reservéis hotel allí, recomiendo que os abráis a la vida nocturna en la bonita plaza Tutti Frutti (se llama así, no es ninguna broma, yo me quedé con la misma cara la primera vez que lo oí). En ella podréis encontrar desde mojitos y música ligera a cervezas bañadas en heavy metal, pasando por pubs irlandeses. Hay locales para todos los gustos y si salís a sus terrazas, beberéis rodeados por una mezcolanza de idiomas maravillosa y pasaréis un buen rato simplemente charlando y observando la animación que os rodea (ncluso de vez en cuando se deja caer por ahí algún famosillo y todo). Si vais en plan barato u os entra apetito en medio de la fiesta, no os preocupéis, en las calles colindantes hay locales de comida rápida que os sacarán del apuro sin alejaros de la fiesta más que una decena de metros.

Nerja julio 2014 052             2015-04-01 15.12.16

Consejos

-Nerja es barata y no hace falta buscar mucho para darse cuenta. Se puede comer desde 4 o 5€ si se quiere ya que hay tanto comida rápida como de gourmet. Un menú por más de 12€ no merecerá la pena, ya que seguramente en la calle de arriba estará el mismo por menos de 9€. Aconsejo dar siempre un garbeo por la zona para comparar tanto precios como contenido, no os llevará más de cinco minutos y ahorraréis una pasta sobre todo si vais varias personas.

-El punto negativo es soportar la ristra de vendedores ambulantes que se acercan en cuanto nos sentamos a tomar un simple refresco. Lo mejor es no perder la paciencia para no buscarse problemas pero tampoco ser blando en las respuestas ya que, si nos ven dudar, se pegarán como lapas para intentar colocarnos cualquier tontería que lleven en sus cajas. Los lugareños también intentan sacar tajada vendiendo productos típicos que en los colmados encontraremos por varios euros menos, no caigáis en sus redes.

-Si os alojáis en el pueblo lo mejor es destinar un par de tardes libres (la playa termina cansando y yo la odio, además) para callejear sin rumbo y descubrir lugares maravillosos. Hay teterías, cafeterías, sitios donde cultivar nuestra intelectualidad, librerías, terrazas con vistas impresionantes donde disfrutar de un romántico atardecer en pareja e infinidad de golosinas para los cinco sentidos esperándonos escondidas en cualquier rincón, tanto si vais en pareja como si vais en grupo o solos, hay para todos.

-Si queréis amenizar vuestras vacaciones nerjeñas debéis saber que hay todo un listado de deportes de aventura listo para ser llevado a cabo. Paseando por el pueblo veréis que en los escaparates hay muchos carteles que os informarán.

-No hay por qué ir en verano ya que Nerja tiene espectáculos todo el año. Es menester mirarlo antes para compaginar vuestra visita con alguna de sus fiestas populares o ferias. Merece la pena.

Sinceramente, este lugar es uno de mis favoritos para visitar de la costa malagueña. Las vistas y la gastronomía se unen para formar un tándem perfecto y listo para entregar al visitante. Si estáis por ahí dadle una oportunidad, ya que tanto si vais un solo día a ver lo más famoso, como si decidís pasar allí una parte de vuestras vacaciones, quedaréis encantados y enamorados de este lugar y de sus habitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *