PARQUES DE NUEVA YORK

img_20150607_145748_opt

CENTRAL PARK

El parque es tan inmenso que os podéis pasar un día como mínimo, pasead y mirar los siguientes lugares: el monumento Imagine en memoria de John Lennon, siempre hay gente dejando flores y  se ha convertido en un lugar de culto para amantes de la música, no solo de los Beatles, o de los movimientos pacifistas y turistas en general. Además veremos los tres estanques; en uno de ellos suele haber barcos teledirigidos y juegos para niños y barcas de paseo en los grandes. Hay zonas enormes de paseo entre bosques, una pequeña fortificación, un monumento estatua a Alicia en el país de las maravillas de L.Carroll, o la estatua de Hans Christian Anderson, la fuente del ángel (Bethesda) el gran campo (con varios campos de béisbol), el carrusel, el playground de Diana Ross… y otras zonas de juegos y deportes. Todos ellos merecen mini-visita y foto, pero sobretodo disfrutad del paisaje y abrid bien los pulmones.

img_20150607_154833_1_opt              img_20150607_151646_opt

Sheep Meadow y Great Law en Central Park

Son dos inmensas praderas situadas en Central Park con unas impresionantes vistas sobre Manhattan. Aquí os recomiendo que vayáis a unos de los múltiples delis de Nueva York (o un típico carrito de hotdogs de los que hay multitud en el parque), os compréis comida y con una toalla o manta os sentéis en estas praderas a disfrutar de un soleado día tal y como veréis que hacen multitud de neoyorquinos.

Great Lawn se encuentra situada a la altura de la calle E84th, justo al lado del Museo Metropolitan y del Museo de Historia Natural. Se trata de una gran pradera situada aproximadamente en el centro de Central Park, que tienes marcadas varias canchas de béisbol, por lo que es habitual ver a gente practicando en ellas o jugando un partido. Si vamos a ella no olvidéis visitar estos dos museos y acercaros a Belvedere Castle, un castillo en medio de Central Park, su lago, que se llama Turtle Pond y al Shakespeare Garden donde se hacen actuaciones gratuitas de las obras de Shakespeare en Julio y Agosto durante la celebración del festival Shakespeare in the Park.

img_20150607_143159_opt          img_20150607_151136_opt

Sheep Meadow sin embargo se encuentra más cerca del centro de Manhattan, a la altura de la calle W66th, muy cerca de Tavern on the Green. En este caso es obligada visita al edificio Dakota donde vivía Lennon y a cuyas puertas fue asesinado, que se encuentra en la calle W72th, y visitar su jardín homenaje el archifamoso  Strawberry Fields justo al lado del edificio.

BROOKLYN BRIDGE PARK

Para llegar a este parque desde el puente de Manhattan seguimos andando  por Front street, y tras cruzar por debajo del puente nos dirigiremos a la derecha por Washington Street hasta el final de la calle donde se encuenta el parque. Desde aquí podemos obtener desde uno de los graderios situados en medio del parque (que se encuentran a la izquierda de la entrada por donde hemos accedido al parque, tras pasar un parque infantil) de una vista espectacular tanto del puente de Manhattan como del de Brooklyn, aunque éste ultimo todavía se encuentre un poco alejado.

Si seguimos caminando hacia el final del parque, acercándonos al puente de Brooklyn justo donde termina el mismo comienza el Empire Fulton Ferry Park, desde donde tenemos acceso a un bonito embarcadero y a unas espectaculares vistas del puente de Brooklyn, Lower Manhattan y el Pier 17 desde el otro lado del East River. En este embarcadero es donde la ciudad ha instalado un precioso carrusel antiguo, que seguro que hará las delicias de los más pequeños.

BRYANT PARK

Sin lugar a dudas mi parque favorito de Nueva York, con una superficie de casi 4 hectáreas está situado en un sitio privilegiado en la calle 42th entre la Quinta y la Sexta Avenida, a dos pasos de Times Square, Grand Central Terminal, el edificio Chrysler o el Empire State. En 1686 cuando la zona era todavía un solar lleno de vegetación el gobernador colonial de Nueva York, Thomas Dongan, designó el área ahora conocida como Bryant Park como espacio público. El parque fue inaugurado en 1847 con el nombre de Reservoir Park y no fue hasta 1884 cuando cambió su nombre por el actual. En sus inicios estaba situado justo al lado del principal deposito de agua de Nueva York que fue derribado en 1890 y sustituido en 1911 por la New York Public Library que merece la pena una visita pues por ser una de las mayores bibliotecas públicas de Estados Unidos con mas de 53 millones de volúmenes.

img_20150607_150224_opt             img_20150607_143319_opt

Una de las peculiaridades de Bryant Park es que encuentras dispersas alrededor del parque multitud de mesas y sillas que son usadas por los auténticos neoyorquinos para comer o descansar y charlar con los amigos,  así que un día de tu estancia en Nueva York te recomiendo comprarte la comida para llevar en cualquier restaurante o deli de la zona y disfrutar de la comida mientras observas la gente que pasa a tu alrededor y aprovechas Wifi gratuita del parque. También dispone de un precioso tiovivo en uno de los laterales del parque y de una cafetería donde podrás comprar tu comida pegando justo con la New York Library y la estatua de William Cullen Bryant que da nombre al parque y le vigila desde las alturas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *